jueves, 20 de septiembre de 2012

Tenemos que hablar

Preparó mentalmente la conversación e imaginó respuestas para sus preguntas, pero no encontró una explicación coherente. Al final dejó una nota en el frigorífico.
-Helado
-Galletas
-Chocolate
Adiós

21 comentarios:

  1. Me gusta, me gusta mucho, pero tengo una pregunta: ¿la lista de cosas a comprar es para élla, para él, para disimular? Además, son cosas buenas, caprichos casi. Creo que por eso me despistan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luisa, esa es la idea, que cada cual piense lo que quiera. ¿Estaba la lista ya ahí?... no quiere que sufra y le indica que se compre detalles?

      Eliminar
  2. Yo creo que la lista es para que se le pase el disgusto. Con helado, galletas y chocolate las penas son menos....

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rosa, ahí estamos, siempre viendo el lado positivo

      Eliminar
  3. Es increíble todo lo que se puede decir con tan pocas palabras. Me ha encantado. Te sigo ;-)
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anuca, gracias, bienvenida. Espero que te sientas a gusto en los jardines

      Eliminar
  4. Es fantástico cuánto se puede contar con lo elidido, Puck, cuando se tiene tu oficio.

    Un hiperbreve potente, que nos regala tantas historias como lectores.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Puck, a veces no se requiere un gran discurso para decir adiós. Las palabras, según en que momentos, cuantas mas escasas mejor.

    Muy original este micro.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nicolás, gracias. Para decir adió solo hace falta una palabra. El resto son explicaciones, excusas...

      Eliminar
  6. Genial, para decir adiós tampoco hace falta tantas palabras :)

    un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marialuisa, gracias. Adiós, bueno, hasta otra, jeje

      Eliminar
  7. Muy bien, Mar. Ese miedo a enfrentarnos sigue latente... ni siquiera por sms ni watsapp! Por cierto, me recordó uno que escribí hace rato, te copio el enlace por si le quieres echar un vistazo: http://relatosenlinea.wordpress.com/2010/10/26/huevos/
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. David, sí, ya pasé por allí. Más ingenioso el tuyo. Y no es un cumplido, así lo creo.

      Eliminar
  8. Es como si, sabiendo que se va a marchar, o que lo va a marchar, lo haga repentinamente. Me gusta esa inmediatez de la decisión, o no.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elena, siempre puede volver antes que él y quitar el post-it

      Eliminar
  9. Una despedida muy dulce. Pero no se atreve a decirle adiós cara a cara... Quizá si habla con él teme que le convenza para quedarse.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puri, creo que esa es la idea, igual si se queda comparten helado, galletas... y no se va

      Eliminar
  10. Curiosa mezcla de dulzura en algo inevitablemente amargo... Buen contraste, Puck.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Belén, que conste que a tí se te dan mejor estos hiperbreves :-)

      Eliminar
  11. Minimalismo puro esta despedida.

    ResponderEliminar