martes, 11 de septiembre de 2012

Comunidad solar


Sus delicados ojos azules tardaban en acomodarse a la luz. Al salir de casa, utilizaba la mano como visera durante unos segundos. La primera en imitarla fue la vecina del quinto. Después el portero. Nadie recuerda ya a aquella rubia, pero todos los vecinos saludan al Sol.

23 comentarios:

  1. Me ha recordado los días que he pasado en la playa. Allí la luz es diferente, el sol lo ilumina todo, la luminosidad es espectacular. Cuando he vuelto a casa todo me ha parecido oscuro. Desde luego yo si recuerdo a la rubia. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mar, es que algunas tenéis buena memoria jaja

      Eliminar
  2. Yo me acuerdo de muchas rubias.
    Aunque no saludaban al sol, bueno... ni al sol ni a casi nadie.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Puck, cuando uno saluda con una sonrisa al sol debe siempre recibir de este sus mejores virtudes. Muy visual tus letras, que unido a la ilustración de Juanlu, proporcionan un conjunto muy bello.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  4. Eso de ponerse la mano de visera es un remedio maravilloso ante el sol que, radiante en su fulgor nos hace guiños a veces no tan cariñosos...

    Encantada de compartir la ilustrción de Juanlu, yo la tengo en el alfeizar de mi ventana.

    Besicos,Puck

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cabopá, un placer estar unidas por Juanlu :-)

      Eliminar
  5. La mayor virtud de este micro es que nos regala toda la historia para que la completemos, Puck. Ya sea con rubias que no saludan -como las de Toro- o rubias inolvidables -como la de Mar-.

    Decir que el dibu de Juanlu me encanta es repetirme, porque es el mejor traductor de micros en imágenes del reino.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pedro, comparto la admiración por Juanlu

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. Juanlu, recoge todos los piropos que te están dejando por aquí. Bss

      Eliminar
  7. Bonita costumbre esa de saludar al sol. Fastidioso a veces, necesario siempre, hasta para los que preferimos la sombra (sin sol no habría sombras).
    Bien contado, como siempre.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Simpático tu micro, me ha hecho sonreír. Una historia original para unir a ese dibujo de Juanlu.

    Besitos

    ResponderEliminar
  9. Historia originalísima para una bella ilustración. Desde hoy miraré al sol a la sombra de la palma de mi mano.

    No me extraña que Cabopá se la haya llevado a su alféizar. ;)

    Un beso Juanlu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Laura, dejarse llevar por Juanlu es lo mejor

      Eliminar
  10. Un micro original Puck y muy bien acompañado.

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  11. Me ha traído a la mente una escena de Robert Redford en una película en la que era un militar prisionero y explicaba a otro preso de donde venía el saludo militar, de bajarse el yelmo, es un gesto similar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cybr, mira, eso no lo sabía. Curioso.

      Eliminar
  12. Yo también saludo al sol y lo miro por la ventana de mi casa. Gracias por traernos al sol a los jardines de la mano colorida de Juanlu. Jo, ese sol tiene hasta luna y estrellas!!!

    ResponderEliminar