martes, 10 de abril de 2012

Miradas

El primer cruce de miradas hace saltar chispas y provoca el incendio donde la proximidad de los besos distorsionan la imagen. Miradas lánguidas que recorren su cuerpo con lujuria, con deseo, y se alejan después para, mientras duerme, mirarle con ternura. Sin embargo, por la mañana, lee el periódico y le pasa el azúcar sin despegar los ojos de las noticias de deportes.

21 comentarios:

  1. Que desperdicio de miradas furtivas...
    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rosa, o que les quiten lo bailao jeje

      Eliminar
  2. Puck, así son las parejas de extrañas. Aunque no todo puede ser pasión. El problema se tiene cuando la monotonía y el tedio prevalecen sobre los deseos.

    Bien reflejada esta mirada.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nicolás, todo en su justa medida no?

      Eliminar
  3. Qué paradójico, no? No dejan de ser miradas. A veces tan adorables y tan indiferentes en otras oportunidades.
    Muy buena dicotomía, Puck.
    Saludos desde la orilla de enfrente! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bee, exacto, todo son miradas... y la de cosas que podemos decir sin hablar...

      Eliminar
  4. El deporte desata más pasiones que la pareja, conozco muchos casos, muchos. Muy bueno. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Manu, hay pasiones y pasiones, miradas y miradas jeje

      Eliminar
  5. sí, así puede ser a veces. Es una pena que esas miradas no existan siempre.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elysa, siempre se pueden recuperar, los ojos siguen ahí jeje

      Eliminar
  6. Yo, la verdad, donde esté una buena corrida que se quite el fútbol... y los toros.

    Y la tele, claro.

    Besos ranita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Kum, jajaja... no puedo decir más... también podían estar viendo la tele sin mirarse no? jajaja. Coincido contigo.

      Eliminar
    2. Claro, Puck, pero la próxima vez recuerda: yo, el café, sin azucar. Claro.

      Y sin tele.

      Eliminar
  7. Me gustan los juegos de miradas pero si luego las pieles entran en contacto, mejor.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana, eso, eso, primero mirar y luego tocar :-)

      Eliminar
  8. Una lástima. Podrían aprovechar las miradas y sacarles el máximo partido todo el tiempo.
    Pero es que claro, las preferencias mandan, pareciera que siempre hay prioridades. Porque una cosa es la pasión del momento o el cariño y otra bien distinta el esfuerzo que a algunas personas les cuesta mantener ese ritmo.
    Una auténtica lástima.

    Besitos mediterráneos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gala, ahí le has dado... esfuerzo... ¿hasta qué punto es necesario?... Me gustan esas miradas que no cuestan nada, que igual no se materializan en nada más pero que despiertan mariposas en el estómago

      Eliminar
  9. Se acabó la magia.
    Game Over.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toro, pero puede haber segunda parte ¿no? quizás a la noche siguiente...

      Eliminar
  10. Las rutinas perjudican seriamente la salud.

    ResponderEliminar