jueves, 2 de agosto de 2012

Los cuentos que yo cuento

En el pueblo las cosas son como son y siempre han sido así por la gracia de Dios. Todo el que se va desaparece y de él queda una historia quién sabe si real o no. Casi nadie ha vuelto para demostrar que no lo sea y, quienes lo hicieron, prefirieron no desilusionar a los demás. Como papá. A todos les decía lo que querían oír, pero a mí me contaba la verdad de otros pueblos, ciudades incluso, yo creo que mundos.
Como en los cuentos de mi infancia, un día imaginé baldosas amarillas sobre el camino polvoriento que salía del pueblo. Al poco tiempo se convirtieron en las líneas blancas de la carretera. Las seguí  alumbradas por luces de neón, a la sombra de grandes rascacielos y entre el ruido de los coches. Perseguí sueños, viví aventuras, tropecé y me levanté mil veces antes de encontrar el camino de vuelta a este pueblo donde las cosas son como son pero no son la verdad que yo te cuento ni la que tú vivirás.

12 comentarios:

  1. Así que prefería la seguridad del pueblo a salir a la aventura. Y contar los cuentos que le dieran la gana y como quisiera.
    Elecciones marcadas por las vivencias de la niñez.

    Buen micro, ranita.

    Triple de besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lola, gracias, al final todos somos un poco cuentistas :-)

      Eliminar
  2. Tiene algo de Pedro Páramo...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué cosas tienen los pueblos! ¡qué historias tan diferentes según quién las cuente y cómo las viva!.

    Me gusta esta aportación a ENTC,
    hay lecturas que subyugan por su historia y
    esta lo hace por la historia que no cuenta, o que cuenta, pero que no dice.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Laura, esa era un poco la idea, lanzar muchos "cuentos" sin contarlos y que cada cual los interprete

      Eliminar
  4. Cada uno e sun mundo en sí mismo.

    ResponderEliminar
  5. Puck, este relato es un cuento de cuentos, el resumen de los cuentos. Y como tal, me gusta pues siempre he sido un apasionado de los cuentos, cuentista que es uno.

    En los pueblos, yo soy de uno pequeñito, siempre hay historias, unas reales, otras exageradas y algunas falsas que jamás se repetirán o si, que forman parte de la cultura del pueblo en cuestión.

    Coincido con CDG, tiene este microrrelato un aire a Pedro Páramo. Me gustó.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nicolás, CDG y tú me leéis con buenos ojos. Gracias. Creo que los pueblos son microcosmos en los que la línea de lo real y el imaginario colectivo se difumina

      Eliminar
  6. Me parece fantástico este micro compuesto de espacios de indeterminación, Puck. Una pieza que goza de un gran fuelle argumental, toda vez que sugiere la historia que el lector completa a su gusto.

    Buen trabajo.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pedro, gracias, me encanta hacer trabajar al lector jeje

      Eliminar