martes, 8 de febrero de 2011

PASEN Y VEAN: Agustín Martínez Valderrama

De bien nacidos es ser agradecidos. Y hoy tengo que darle las ¡¡¡GRACIAS!!! en mayúsculas y con exclamaciones a Agustín Martínez Valderrama por hacerme un hueco en sus previsiones meteorológicas. Como no sé hacerlo de otra manera, he decidido pagarle con su propia moneda.
Cuando se cumplen 50 entradas y 50 seguidores, así lo ha querido el destino o la casualidad, hoy recibo en los jardines a mi primer invitado oficial, el cangrejo de Agus, y les invito a que pasen y vean todo lo que es capaz de hacer con las palabras.


Dice en su perfil, que le gusta juntar palabras y que ellas se dejan. Lo hace además de una forma muy ordenada, sin perder un día de la semana, salvo sábados y domingos que en Winnappu creo que son fiestas de guardar. Cada lunes, llega una nueva entrega de este pequeño pueblo en el que muchos quisiéramos empadronarnos. En él habitan de forma cotidiana los personajes más extraños y pasan con naturalidad las cosas más raras. No les digo más, que el periódico cuenta las noticias de mañana.
--------------------------------------------------------------
LACRIBA
      
Wínnappu es un pequeño pueblo que casi ya ni existe. Sin embargo, pese a su tamaño, padece un desorden cíclico de exceso de población. Por ello, cada cierto tiempo, sus habitantes ascienden hasta la cima del monte Lacriba. Y lo hacen siempre juntos, en fila de a uno, empezando por el más viejo. Una vez arriba, en el vértice, todos miran hacia Wínnappu; que desde las alturas aún parece más pequeño, todavía más inexistente. Luego, en tropel, se lanzan al vacío. Por lo común, suelen perecer en la caída algo más de la mitad del censo. Estos, los mortales, agonizan en el fondo del precipicio esbozando una feliz y radiante sonrisa. Mientras los personajes de ficción, de naturaleza elástica, emprenden el camino de regreso a casa. Cabizbajos, taciturnos, confiando que algún día al fin se obre el milagro.

WINNAPPU POST

       Víctor Cinca es el redactor jefe del Wínnappu Post. El periódico local que anticipa las noticias que suceden en Wínnappu al día siguiente. No es de extrañar pues que su lectura sea más una necesidad que un mero divertimento. En realidad es lo primero que hacen sus habitantes nada más levantarse. Leer el Wínnappu Post y enterarse de todo aquello que ocurrirá en las próximas horas. Víctor se esfuerza cada noche para llegar puntual al cierre de la edición. Sólo una vez al año, la víspera de Todos los Santos, la publicación no se edita. Ese día ni siquiera despunta el sol. El aire huele a orín de gato. Las muñecas hinchables eructan. Y los lugareños permanecen encerrados en sus casas jugando al dominó, al mus o a la brisca. Esperando que Víctor le de otra vez a la manivela y ponga de nuevo en marcha la rotativa.
-------------------------------------------
Los martes atiende con esmero a los invitados en Pasen y Vean, abriendo una ventana al trabajo y los blogs de otros escritores. Los miércoles y los jueves sorprende al personal con esas historias en las que consigue que lo extraordinario, la fantasía, los muertos que se pasean e incluso Elvis en el rellano de la escalera sean tan reales que lo extraño sería que las cosas pasasen de otra manera. Y no hay que olvidar que para buscar su musa lanza gatos por la ventana... habrá que intentarlo alguna vez...
-------------------------------------------------
GATOS POR LA VENTANA 

 A ella le gustaban los chicos malos que le tocaban el culo, escribían poemas de amor y tiraban gatos por la ventana. Aunque ahora es una musa célebre y procura guardar las apariencias. Viste en boutiques, veranea en Saint-Tropez y bebe champán francés. Siempre fue muy coqueta, caprichosa y algo ligera de cascos. Sin embargo, desde que inspira best-sellers apenas frecuenta los cabarets. Y ya no se acuesta con jóvenes poetas. Conmigo suele hacer una excepción. Le divierte recordar viejos tiempos. Luego, desaparece. Y me deja su ausencia y la nevera vacías. Yo, mientras espero que vuelva, sigo tirando gatos por la ventana. Pero ya nunca caen de pie.

LUNES DE GUARDAR

 Mi abuelo venía a comer cada domingo. A mis padres esto no les parecía bien. No es normal, decían. Pero en casa todos conocíamos su afición por la paella de marisco. La verdad es que para estar muerto tenía muy buen apetito. Y después del café le gustaba beberse una copita de anís, sentarse en el sofá y echar una cabezadita. Yo bajaba a jugar a la calle y al volver lo encontraba otra vez en la mesa. Apurando un cigarro, tarareando ojos verdes y pellizcándole el culo a mi abuela. Luego desaparecía. Hasta que un día mi abuelo dejó de venir. Mamá no hizo nunca más paella de marisco. Los ojos de la abuela se volvieron negros. Y los domingos se convirtieron para siempre en lunes de guardar
-------------------------------------------------
Y cada viernes, despide la semana con una pulga a cual más sorprendente. Os confieso que lo mío con las Previsiones Meteorológicas de un Cangrejo fue un flechazo y después llegó la historia de amor más bella jamás contada. Con estos dos pulgas, más el último de Agustín Martínez Valderrama, me despido, recomendando no salir de casa sin saber qué tiempo hizo ayer.

FLECHAZO

Coincidieron en el tercero. Ella tendía la ropa. Él se dejaba caer por el patio de luces.
 
LA HISTORIA DE AMOR MÁS BELLA JAMÁS CONTADA
- Te quiero.

- Soy una farola.

- Lo sé.

EL ÚLTIMO

Llegué tarde. Todos, incluido yo, nos habíamos marchado.


8 comentarios:

  1. Muchas felicidades, chica!

    ResponderEliminar
  2. Ja, ja,
    He visto la entrada en la página de Agus y entre que iba con prisa y no te he reconocido no la he leído.
    Bueno, voy pallá.

    Un beso, Puck

    ResponderEliminar
  3. Muchas felicidades, muy merecido para ambos!
    Besos dobles

    ResponderEliminar
  4. Qué bueno, homenaje retribuido!!!
    Me encanta y me encantó verte allá
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Lo mereces querida Puck, tus jardines son un ensueño :)

    ResponderEliminar
  6. Ha sido estupendo conocerte un poquito más de cerca ;) A seguir así, dándonos alegrías y más historias!! Besos

    ResponderEliminar
  7. Puck, fue todo un placer. Un lujo. Pasen y Vean, poco a poco, va creciendo con todas vuestras aportaciones. Y gracias, por supuesto, muchas gracias. Ya lo sabes.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  8. Gracias de nuevo a Agus por la oportunidad, y al resto por los comentarios y por poblar estos jardines que sin vosotros estarían marchitos.
    Saludillos todavía emocionados por la acogida en las previsiones del cangrejo
    Mar.

    ResponderEliminar