jueves, 3 de noviembre de 2011

Pequeño descubrimiento científico

Todo empezó en un pequeño laboratorio de una pequeña universidad en un pequeño país cuya capital nadie pronuncia correctamente. Un pequeño experimento realizado con un pequeño presupuesto dio con la clave de la inmortalidad. Fue la mutación de un pequeño virus de gripe común, o eso afirmó décadas después un ilustre premio Nobel. Tardaron mucho tiempo en darse cuenta. Para entonces, el mundo se había quedado pequeño y el cielo vacío.

26 comentarios:

  1. Buenísimo Puck Ese cielo vacío y la tierra atestada. ¡Qué horror! Y para colmo el causante el virus de la gripe. Muy otoñal y divertido el micro. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Muy original. Ay esas mutaciones...
    Me han encantado la primera y la última línea.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. La frase final es definitiva. Ese cielo desolado deja una imagen brutal.

    ResponderEliminar
  4. Estoy con el resto, toda la fuerza recae en el cierre. La frase final es preciosa, Puck
    Besitos

    ResponderEliminar
  5. Puck, como se suele decir, con las pequeñas cosas se construye el mundo, aquí la prueba. A mí no me gustaría ser inmortal, menudo fastidio pensar que la película no tiene fin.
    Me ha gustado la originalidad del relato.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  6. Qué gran final!!Hay que prestar atención a lo pequeño, que puede crecer... Me gustó mucho.

    Abrazos varios

    ResponderEliminar
  7. Un cierre de oro Puck.

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  8. Ya no hay sitio para todos.

    Booom.

    ResponderEliminar
  9. Demasiado tarde. Una lástima.

    Besitos, Puck.

    ResponderEliminar
  10. Solo nos faltaría eso.
    Gente con 900 años cobrando la jubilación...

    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Todo un relato de terror. A eso sí que hay que tenerle verdadero pánico. Muy bien.

    Saludos desde la mortalidad.

    ResponderEliminar
  12. Todo un micro de terror, esa frase final es impactante.

    Besitos

    ResponderEliminar
  13. No voy a decir nada novedoso... La última frase... impresionante.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  14. Un gran micro sobre la prepotencia y la desproporción.

    ResponderEliminar
  15. Mar, jeje, en esta época es un virus aterrador jaja

    CDG, gracias. Estaban desde el principio y dí varios giros al medio que no sé si queda a la altura

    Maite, gracias

    Rocío, muchas gracias :-)

    Nicolás, creo que todos somos un poco inmortales... quedamos en el recuerdo, en las palabras... mmmm... creo que esto da para otro micro :-)

    ResponderEliminar
  16. Paloma, gracias, no hay que fiarse de nada ni nadie jeje

    Rosa, gracias!!!

    Anónimo... quén eres???

    MJ, muchas veces cuando se analizan las cosas ya es demasiado tarde.

    Toro, jajaja jubilación... no sé yo si todos llegaremos a verlo jajaja

    ResponderEliminar
  17. Citizen, es que la gripe da mucho miedo...o es por la inmortalidad? jajaja

    Elysa, gracias

    Su, muchas gracias

    Susana, ahí le has dado!!!

    Saludillos grandes, grandes para todos

    ResponderEliminar
  18. Es que "Who Wants To Live Forever?"

    ResponderEliminar
  19. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  20. Y... el infierno? ¿Qué pasó con el infierno?

    Me lo quito.

    Besos, ranita.

    ResponderEliminar
  21. Todo tan pequeño, casi como el ser humano...
    Besos.
    HD

    ResponderEliminar
  22. Cybr, creo que Fredy Mercury jajaja

    Malena, gracias

    Kum, mmmm.... no puedo pensar en todo jajja Mil gracias por ese sombrero

    Humberto, esa era precisamente la idea. Gracias

    Saludillos enormes

    ResponderEliminar
  23. Puck, me ha gustado. Siempre he pensado que peor que la muerte es la inmortalidad, la vida eterna es la peor de las condenas.
    A pesar de todo la historia de la humanidad es esa búsqueda constante del elixir de la eterna juventud.
    "el mundo se había quedado pequeño y el cielo vacío"...sublime, esos presagios negros que persiguen al hombre cuando quiere dominar los elementos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  24. Xavier, muchas gracias por tus palabras.

    Javier, jajaja, creo que se instaló en la Tierra

    Saludillos

    ResponderEliminar