jueves, 9 de junio de 2011

El legado (100)



Queridos hermanos:
Estando en plenas facultades y después de media vida viajando de sol a sol buscándolos por esos mundos de Dios, he decidido hacer testamento. Dejo todos mis bienes a aquel de vosotros que, por primera vez, me crea y, antes del mediodía de la jornada siguiente a mi muerte, encuentre los unicornios con los que jugábamos de críos en el jardín. De no ser así, ordeno que la casa se convierta en orfanato y que sean los niños lo que vuelvan a buscarlos. Deben sentirse tan solos...

*Este micro participa en el segundo juego de calentamiento del Vendaval 2011. ¿No habéis notado ese vientecillo que susurra....participa....participa....?

**Por cierto... esta es la entrada número 100.... GRACIAS a todos por estar ahí y haber contribuido con vuestros comentarios a que mi pequeño tiestecito se haya convertido en un verdadero jardín.



21 comentarios:

  1. Enhorabuena, Puck, por estas primeras cien entradas. El blog entra en la mayoría de edad, sigue plantando, abonando y podando tus micros con el mismo cariño, que nosotros seguiremos paseando por eljardín.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Bonito micro, creo que estoy viendo pequeños unicornios con la forma de "Pequeño Pony". Qué impresión.

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado este micro. Creo que es la mezcla de la contundencia y la fantasía. Realmente me ha gustado mucho, casi me gustaría ser la testadora (sólo que prefiero vivir un ratito más).
    Besos y enhorabuena.

    ResponderEliminar
  4. Precioso, precioso, precioso.....!
    Y tierno, inocente e invitador a regresar por un momento a la niñez.

    ResponderEliminar
  5. Claro, es que tu charca tiene mucha vegetación, y esos minúsculos unicornios pueden estar en cualquier sitio. Si los encuentras haz el favor de matarlos que necesito sus cuernos para los jarabes de mis chicos. Gracias!! jajaja
    Abrazos Pucki!!! Felicidades por los 100!!

    ResponderEliminar
  6. Felicidades por la cifra redonda, ya eres centenaria :-)

    Voy a ver si encuentro los unicornios, creo haber oído antes un relincho camuflado entre las hojas de un jazmín...

    ResponderEliminar
  7. El anuncio del vendaval podría haber sido "cambiamos ranas por unicornios, razón AQUÍ"
    Beuna participación, estáis ayudando mucho a que ese vientecillo sea brisa cálida y reconfortante.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Tu micro es una delicia, me encanta como entrelazas fantasía con realidad, y ese final, tremendo que lo cierra me parece fantástico.

    Un abrazo y felicidades por ser centenaria.

    ResponderEliminar
  9. Elisa, gracias!!! a por otros 100 :-)

    Manu, jeje ¡¡¡siii!!! ahora no me voy a poder quitar esa imagen de la cabeza

    Susana, sí, mejor vivir un poco más, nunca es tarde para empezar a buscar unicornios

    montse, a buscar, a buscar :-)

    ResponderEliminar
  10. Sucede, ni se te ocurra!!!! en mis jardines está prohibida la caza jeje

    Odys, gracias, y a seguir buscando, seguro que no están lejos

    Maite, me encanta ese slogan. ¿qué tal se llevarán las ranas con los unicornios?

    Paloma, muchas gracias

    Saludillos centenarios

    ResponderEliminar
  11. ¡¡Felicidades Puck!!

    Me da que solo los niños encuentran unicornios. Claro que hay niños con muchos años a sus espaldas.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Feliciendades :-).
    El relato me pareció muy bello y me gustó el tono solemne de testamento.

    ResponderEliminar
  13. Bonito cuento. Me encantó.

    Besos pareados.

    ResponderEliminar
  14. Citizen, gracias :-) y la edad no se marca en años sino en latidos del corazón

    Cybr, es que los testamentos son muy serios, y más si hay unicornios de por medio jeje

    Lola, gracias guapa!

    Saludillos

    ResponderEliminar
  15. Encontré este blog a través de Torosalvaje y lo encontré muy interesante. Quisiera volver a visitarlo. Saludos.

    ResponderEliminar
  16. Es muy original.
    Me gusta.

    Felicidades por esas cien entradas.

    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Xixe, bienvenido a los jardines :-)

    Toro, gracias por la visita y tu comentario

    Saludillos

    ResponderEliminar
  18. Bien, cien flores en tu jardín. Aunque el número no importa: sí, el aroma.
    Besos batracios,
    PABLO GONZ

    ResponderEliminar
  19. Pablo, tienes toda la razón. Además, más allá de la cantidad y aroma de las flores lo mejor de estos jardines son sus visitantes. Gracias por ser uno de ellos.
    Saludillos

    ResponderEliminar
  20. Me encantó este micro, la forma epistolar, y la creencia en los unicornios, como en el micro de Esteban Dublín (si no lo has leído buscalo, es una maravilla).
    Y tus 100 ranitas saltando a todo saltar en este día!!!
    Un abrazo floreado y vacacional

    ResponderEliminar
  21. Anita, gracias!!! Buscaré ese micro, no lo recuerdo :-)
    Saludillos

    ResponderEliminar