martes, 1 de mayo de 2012

Mis 99 palabras


Querido diario: 

Recibo al día un centenar de e-mail, incontables WhatsApp y algún sms de Julián, que todavía tiene un móvil prehistórico. Paso horas colgada del teléfono y hablo con mi hermana Ana por Skype en el portatil desde el que actualizo semanalmente mi blog. Sigo el Twitter en mi smartphone y hoy he subido a Facebook las fotos de la quedada en Madrid. Tengo todas las tecnologías y estoy inscrita en todas las redes sociales pero, cada mañana, sigo abriendo el buzón del portal esperando recibir, como en los libros que leo en mi e-book, una auténtica carta de amor.  


*Esta fue mi propuesta para el I concurso de Microrrelatos en 99 palabras donde consiguió 21 puntos. Gracias a todos los que le dieron su voto y a Miguel por la organización. 

27 comentarios:

  1. Jolín, si es que ahora que los vuelvo a leer, a mí me gustaban todos. Buen reflejo de la realidad, mucha tecnología y poca humanidad. Nos olvidamos de las cosas que importan. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mar, es que Miguel consiguió sacar lo mejor de nosotros con esta convocatoria jeje

      Eliminar
  2. Este micro es como una lágrima que se nos escapa derramándose sobre aquello que hemos dejado escapar. Tiene un gran poder evocador y una crítica, sutil pero clara, a las actitudes que hemos incorporado a nuestras vidas.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pedro, creo que hay cosas que no deberían perderse aunque las nuevas tecnologías marquen otras tendencias

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Tu relato no paso la primera criba, lo siento. Pero es que no vi nada que me atrapara. No obstante te votaron, para grandeza del concurso y enseñanza de los escritores. Un beso si prometes seguir siendo escritora y no princesa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ximens, gracias por tu sinceridad. En el concurso había relatos muy buenos :-)

      Eliminar
  5. Un micro lleno de encanto que me trae aromas de mi adolescencia, esperando esas cartas de amor...

    Un abrazo Puck

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Paloma, ainssss esas cartas... qué recuerdos reales o esperados pero ahora ya, qué mas da!!!!

      Eliminar
  6. Cuando lo leí me pareció lleno de nostalgia. Las cartas siguen teniendo algo mágico, de entrega, de desnudez.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cybr, el día que reciba una que no sea del banco te lo cuento, jeje. Sí, pienso igual

      Eliminar
  7. Me gustó, es cierto, me gustó la nostalgia de la carta nunca recibida, siempre a la espera, pero... había tanto donde elegir.

    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elena, 150 nada más y nada menos, y muchos muuuuuy buenos. Gracias por pasarte por los jardines

      Eliminar
  8. Puck, me pareció un relato original y con mucho humor. Porta tu estilo y me alegro de que haya recibido tantos votos.

    ¡Felicidades!

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nicolás, gracias por ver ese punto de humor.

      Eliminar
  9. Este estuvo entre mis 25 escogidos. Me gustó mucho ese final que te reconcilia con lo humano, con lo conocido, con el romanticismo de las palabras artesanas. Me gustó, pero... era difícil votar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miguelángel, gracias en todo caso :-)

      Eliminar
  10. No hay nada comparable a una carta escrita de puño y letra por la persona amada.
    Enhorabuena por los votos recibidos, Puck.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MJ, gracias. ¿Con qué soñarán las nuevas generaciones?¿sentirán lo mismo mirando el móvil?

      Eliminar
  11. La soledad de la era de las comunicaciones. Mar, ya estoy quemando las cartas de los bancos para hacerte llegar mis señales de humo. Mira el cielo, para que veas que somos muchos.

    Besotes del siglo XX

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Manuel, este comentario es de las cosas más bonitas que he leído en mucho tiempo. Gracias por ponerme esta sonrisa mientras miro por la ventana :-)

      Eliminar
  12. Por fin descubro quién escribió este cuento al que di 4 votos. Mucha comunicación, mucho aparato, pero poco o nada de ese deseo tan humano e insatisfecho que sacas a la luz con las últimas cinco palabras.
    Un beso
    Bea

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Beatriz, gracias por esos 4 votos. Me alegro de que te gustara :-)

      Eliminar
  13. Lo tuve, lo tuve, pero al final lo descarté.

    Besicos, Puck, pienso en ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tor, con que te gustase un poquito me conformo jeje. Un abrazo fuerte a repartir :-)

      Eliminar
  14. Ayyyy ¡querido diario! ¡estaba aquí!, escondido en tus jardines... ji,ji.

    También estuvo en mi preselección, sobre todo porque me encartan las cartas y si son de "amor" pues mejor que mejor.

    Así que me quedé con tu final, que nos devuelve al mundo físico y tangible desde una maraña de cables que nos tienen, dicen, conectados al mundo.

    Me alegro de volver por aquí, porque entre tanto cable, había algunos que se ¡me habían enganchado!, ya he puesto el router en disposición ...y regreso a tu jardían.

    Besos, muchos.

    ResponderEliminar
  15. Laura, me alegro de encontrarte de nuevo por los jardines y gracias por tus palabras
    saludillos

    ResponderEliminar