domingo, 24 de febrero de 2013

La modelo

De joven, dormía siempre desnuda. Cada mañana levantaba la persiana y abría los portillos para airear la habitación. Si no hacía frío, se quedaba unos minutos mirando al exterior y planificando la jornada. Marcos aprovechó uno de esos momentos para dibujar su sensual silueta a contraluz.
Después llegó Samuel. Le conoció en la Plaza Mayor de Madrid donde realizaba caricaturas a los turistas. En apenas cuatro trazos, con la aparente sencillez que otorga la experiencia, destacó sus ojos tan vitales y esa abierta sonrisa que le enamoró.
Juntos tuvieron a Sofía, una preciosa niña apasionada por las pinturas desde pequeña. Un círculo es la cabeza. Un triángulo el vestido y cuatro palitos hacen de piernas y brazos. Pegó su dibujo en el espejo del tocador donde, cada noche, guarda su imagen. Se desmaquilla con cuidado, recupera sus arrugas, frunce el ceño y evita mirar las curvas de su cuerpo.
A la mañana siguiente la recoge, impoluta, con un toque de carmín y una favorecedora sombra de ojos. Se ciñe bajo el  vestido una ajustado corpiño y, antes de irse, ensaya una sonrisa posando para el retrato de su rutina que, hace demasiado tiempo, a nadie le interesa pintar.


Esta es mi propuesta para Esta noche te cuento en el mes de febrero sobre el tema: El retrato. Todavía estáis a tiempo de enviar vuestros microrrelatos, conocer los ya presentado, comentar... Cada mes un tema de relato corto... para mesilla de noche.  Pincha en la imagen y conoce todos los detalles. Además, os dejo el enlace al precioso relato de Mónica Sampere que acaba de alzarse ganadora de la edición 2012: 



8 comentarios:

  1. El tiempo pasa inexorable, es cuestión de cómo lo sabemos afrontar.

    ResponderEliminar
  2. Bueno espero que aunque nadie la quiera pintar aún tenga quien la quiera. Besos, Mar, un relato-retrato del paso del timepo, muy a tono con la historia de O. Wilde. ¡Felicidades otra vez!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puri, muy buena diferenciación :-)

      Eliminar
  3. Puck, un bonito relato a medias entre la realidad y la ficción. Esa realidad la pone esa comunidad de vecinos y la ficción esa protagonista que parece una imagen que cobra vida. Me gustó lo visual que es el relato.

    Suerte para el concurso.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nicolás, gracias por tus palabras

      Eliminar
  4. Bonita tu propuesta, creo que nadie puede evitar que pase el tiempo por mucho que se esfuerce en aparentar lo contrario, pero ojalá tu modelo tenga a su lado personas que la amen, mucho más importante que las que la adulaban antes.

    Besos Puck.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yashira, ainssss, el tiempo... un abrazo!

      Eliminar